Conoce el peligro de conectarse a una red wifi libre o robar internet de su vecino, mira como pueden monitorear lo que haces en la web

Wilmer Barrios | sábado, junio 06, 2015 | | | | | | | |
Algunas vez haz escuchado que conectarse a una wifi libre no es seguro, o haz visto mensajes y recomendaciones desde el portal de tu banco informando que no te conectes desde redes publicas para realizar operaciones bancarias, pero aun así haces caso omiso a estas recomendaciones!. Aquí te mostrare como un informático puede acceder a todos tus datos, en caso que te conectes a una wifi liberada o faciliten la clave para que accedas, de cualquier forma podrían ver tus informaciones.

Contenido:
- ¿Que es una red wifi?
- Relato de un hacker, hackeado.
- Conclusiones
- Recomendaciones.

Que tan peligroso puede ser conectarse a una red WiFi Free (liberada) ó robar internet de su vecino sin conocer que estas siendo monitoreado por un informático hacker?.
¿Que es una red WiFi?
Las redes Wi-Fi: es un mecanismo de conexión de dispositivos electrónicos de forma inalámbrica. Los dispositivos habilitados con wifi, tales como un ordenador personal, una consola de videojuegos, un teléfono inteligente o un reproductor de audio digital, pueden conectarse a internet a través de un punto de acceso de red inalámbrica.

La implantación de las redes Wi-Fi se impulsaron aun más con la creación de equipos SmartPhone o teléfonos inteligentes y otros equipos con privilegios de conexión inalambrica desarrollados desde el año 2000. Es común llegar a establecimientos, centros comerciales, universidades, colegios, casas, aeropuertos, y cualquier parte donde podemos llegar y conectarnos al WiFi que este libre, o que faciliten una contraseña por ser cliente o por visitar una tienda o local, de cualquier medio que sea, tu acceso podría estar monitoreado por sistemas de redes que escanean todo el trafico web, todo lo que visitas, guarda los login y/o las claves de acceso de cualquier sitio web, incluyendo las paginas bancarias.



Tips: Un hacker podría clonar una señal wifi para confundir al cliente y hacerlo conectar para obtener datos y codificarlos con aplicaciones avanzadas, te mostraremos los programas.

Mostraremos un análisis y el relato de un hacker, que le robaron internet y el pobre vecino no sabia que la red wifi que robo de su vecino era de un experto informático, este un poco enojado le dio su contra golpe, como pudo acceder a toda la información de su vecino, como hackea una cuenta de Facebook, obtiene datos de la banca electrónica, conoce lo que estudia, cuantas personas se conectan y la final del contragolpe, cuenta la impresionante información que se puede obtener tan solo monitoreando y analizando sus visitas en internet y el destrozo total de sus cuentas.

Comenzamos la primera parte que relata el hacker:

Hace unos meses, realizando pruebas de diferentes tipos de ataques sobre redes WiFi, dejé habilitada una red en casa con cifrado WEP, (eso sí, sin el SSID del operador con la contraseña por defecto predecible mediante las clásicas herramientas como Liberad a WiFi). Pasó el tiempo y dejé la red tal y como estaba, consciente evidentemente de que alguien podría querer invitarse algún día a la fiesta sin haber pagado la entrada, en cuyo caso ya mandaría yo a los de seguridad.

Pues bien, hace unos días, echando un vistazo a los Logs del servicio DHCP de mi router, cuál fue mi sorpresa al ver que además de la información de mis equipos, había una fila más con el nombre de host “Rober1”. En efecto, algún vecino estaba intentando utilizar mi red, y considerando que como poco había tenido que utilizar alguna herramienta para obtener la contraseña, podría tratarse de un vecino con conocimientos sobre hacking, aunque lo de poner su nombre en el hostname indicaba lo contrario (siempre y cuando no se tratara de un cebo). Por lo pronto, no conocía a ningún vecino llamado Rober o Roberto.

El primer impulso de cualquiera ante una situación así, podría ser el de cambiar el cifrado de la red a WPA2 con una clave robusta, y cortarle el grifo al vecino, pero los que nos dedicamos a esto de la seguridad, lo vemos como una excelente oportunidad para realizar una práctica con fuego real de hacking en redes de datos, al fin de todo, la red es mía y él es el intruso.

Como no disponía de mucho tiempo, pues esto me cogió justo antes de salir de casa a un compromiso ineludible, además de desconectar todos mis equipos de la red, y dejarle así todo el ancho de banda a “Rober1” para que se sintiese como en casa, mi primer paso fue poner rápidamente uno de mis equipos con Backtrack5, una antena WiFiy la suite Aircrack, a escuchar el tráfico de mi propia red en modo monitor. El objetivo era intentar obtener algún dato que me pudiese dar información acerca del vecino para conocer  sus intenciones, pues podría pretender simplemente utilizarme como ISP y ahorrarse la cuota mensual con esto de la crisis y los recortes, o “auditar” mis equipos, en cuyo caso debía prepararme para la batalla.

Al llegar a casa, y descifrar el tráfico capturado con airdecrypt, me dispuse a analizarlo utilizando en primer lugar la versión gratuita de la herramienta Network Miner, que corre en sistema operativo Windows y es muy útil a la hora de obtener una visión a alto nivel de una captura de tráfico. Una vez cargada la captura, Network Miner identifica todos los hosts presentes en ella, y reconstruye a partir del tráfico tramas, archivos, imágenes, mensajes de chat, credenciales y sesiones si se han capturado, peticiones DNS, parámetros GET.. Además proporciona información interesante sobre los equipos presentes en la captura, que por otra parte podría obtenerse con cualquier otro analizador de tráfico tipo Wireshark, pero facilita bastante la tarea. 


Figura 1: Información del equipo presente en la captura con NetworkMiner

La primera lectura que podía realizar es que se trataba de un equipo con sistema operativo Windows, de nombre “Rober1”, que estaba utilizando mi red para navegar por Internet. Analizando las tramas y las conexiones establecidas, los sitios webs más visitados durante la sesión de navegación, que duró cerca de 20 minutos, eran los siguientes:

http://www.vanitatis.com
http://www.elpais.com/gente
http://devilwearszara.com
http://www.fotoplatino.com

En la siguiente imagen se pueden observar algunas de las imágenes descargadas durante la sesión de navegación:



















Figura 2: Imágenes presentes en la captura analizada con NetworkMiner

Sin querer entrar en un debate y limitándome a relatar en este artículo cuáles fueron mis suposiciones y el proceso mental seguido, mi primera impresión fue que más que tratarse de un hacker, se trataba de o bien una hacker o bien la amiga, novia, madre, hermana o esposa de “Rober1”, pues eran todas páginas de  lo que yo considero “marujeo”, orientadas más a un público femenino.


Realizando un análisis más profundo con herramientas como CookieCadger o Wireshark, también di con información exacta del equipo que estaba utilizando para conectarse a Internet, identificando peticiones HTTP, correspondientes a la comprobación de actualizaciones disponibles para un Notebook Asus F50SL:


Figura 3: URL para comprobar las actualizaciones de Notebook Asus F50SL


El siguiente paso consistiría en intentar conseguir más información mediante un ataque man in the middle, para intentar obtener alguna credencial en algún sitio web donde tuviera que identificarse, pero para eso debería de estar en casa esperando justo en el momento en que mi vecino/a fuese a utilizar mi red para navegar. Para ello, utilicé Cain + Wireshark en entorno Windows, y también arpsoof en entorno Linux. Coincidimos un par de veces a la misma hora, pero resultó que en esas ocasiones el único tráfico que generaba mi vecino, era el correspondiente a visualizar vídeos en Youtube de bebés. Esto alimentó aún más mi sospecha de que se tratara de una mujer.

Por supuesto, en aquellas ocasiones en que coincidía conectado a la vez que mi vecino/a, antes de intentar un ataque MITM, me propuse escanear su máquina con nmap, pero los puertos estaban filtrados por el Firewall de Windows.

Seguía sin poder identificar al vecino, pues a pesar de tener acceso al tráfico que generaba, no existía ningún rastro de sitios donde se autenticara con credenciales. Ni correo, ni Facebook, ni nada en un principio. Los días fueron pasando, y cada vez era más difícil coincidir en horarios para realizar un MITM. Entre el trabajo y mi reciente estrenada paternidad, complicado cuadrar con el vecino/a.


Por otra parte, este tipo de ataque, no siempre funcionaba del todo bien, hecho que podía achacar también a la distancia del equipo a mi router, pero no penséis ni por un instante que lo iba a dejar así, ¡qué me estaba hackeando la WiFi!

SEGUNDA PARTE, RELATO DEL HACKER Y FINAL:

Paralelamente a estos intentos, siempre mantenía mi equipo capturando tráfico WiFi en modo monitor, y analizaba las capturas, además de las que obtenía con Cain + Wireshark. En estas nuevas capturas, obtuve información interesante para el análisis.

Mi vecino/a se conectaba dos o tres veces al día, alrededor de 15 minutos cada sesión. Las páginas webs más visitadas seguían siendo de marujeo, como las comentadas en los párrafos anteriores, pero además habían accesos a las siguientes páginas:
http://elimperiodelaley.blogspot.com
http://quieroserjuez.blogspot.com
http://vidadeunaopositora.blogspot.com
http://sufridroaenejercicio.blogspot.com
http://quenovoyaserlasecretariadeunjuez.blogspot.com


Figura 4: Peticiones de DNS a blogs relacionados con oposiciones a judicatura

Analizando el nombre de los sitios web, así como el contenido que había en los mismos, me quedó claro que se trataba de una mujer, que estaba estudiando para oposiciones a judicatura. Es decir, que hablamos de una aspirante a juez robando WiFi. ¡Así va este país!. Por otro lado, entre todas estas sesiones de navegación, en las que los sitios webs visitados eran los mismos especificados hasta ahora, se colaban algunas sesiones cortas en la que los sitios visitados eran:

http://www.sport.es (Además leía la sección “El balón Rosa” ;) )
http://www.marca.com
http://tenerifedeportivo.com

Estas sesiones, en principio parecía que correspondían más a “Rober1”, leyendo periódicos deportivos y echando un vistazo a las novias y mujeres de los futbolistas. En una de estas sesiones, concretamente un domingo, Rober1 consultó también la página de Yelmo Cines, pero al final parece que no se decidió a ir, porque más tarde presuntamente su pareja se volvió a conectar a ver vídeos de bebés, y leer un poco de prensa rosa, supongo que para desconectar de las arduas sesiones de estudio para la oposición.


Por la información de la que disponía hasta el momento, se trataba de una pareja de vecinos que utilizaba mi red para conectarse a Internet y ahorrarse la tarifa del ISP, no de un hax0r con muchos conocimientos. Esto último me quedó más claro, cuando en una de las capturas recogidas escuchando en modo monitor, pude ver accesos a páginas de banca electrónica, algo que alguien con conocimientos de seguridad informática jamás haría desde una WiFi ajena.


Figura 5: Imágenes correspondientes a portal de banca electrónica


Afortunadamente para los vecinos, dieron con alguien que no tenía malas intenciones, y en esta ocasión, incluso de haberlas tenido, no podría haber hecho ningún destrozo, ya que al tratarse de tráfico SSL las credenciales no habrían sido capturadas sin romper el cifrado.

En este punto ya tenía claro el perfil de los “atacantes”, así como su nivel de conocimientos, pero aún no los había identificado. Los ataques man in the middle no funcionaban siempre, así que se me ocurrieron varias alternativas. La primera de ellas, enchufarles un troyano haciendo DNS spooffing con alguna de las direcciones de los sitios webs más visitados. Pero en lugar de eso, decidí implementar un esquema “machine in the middle”, colocando una máquina a modo de router, para asegurar que todo el tráfico que generaban pasaba por la misma.

Para ello, habilité una máquina virtual Backtrack, a modo de puente con dos interfaces de red. Una de ellas conectada a la red en cuestión, 192.186.1.0, y la otra en una nueva red 192.168.2.0, con la dirección IP 192.168.2.1. Además de eso, deshabilité el servidor DCHP del router al que se conectaban los vecinos, y arranqué un servidor DHCP en la máquina virtual, que repartiera direcciones en la nueva red, especificando como puerta de enlace la dirección de esta máquina en la nueva red, la 192.168.2.1. El tráfico generado era redirigido de una interfaz a otra, en aras de poder llevar el tráfico hacia y desde Internet a través del router principal.


Por otra parte, también arranqué la herramienta SSLstrip, redirigiendo el tráfico SSL al puerto 10.000, para poder así interceptar sesiones de autenticación en algún sitio web que permitiese obtener alguna información para identificar a los malhechores. En este script de shell se puede observar la configuración final.


Figura 6: Configuración que arranca el esquema bridge en el mitm


Con este nuevo esquema, los vecinos se conectaban a mi router vía WiFi, pero era la nueva máquina puente la que hacía de router para ellos, dándoles una nueva dirección IP en el rango 192.168.2.0 y ofreciéndoles salida a Internet. Bastaba con arrancar tcpdump, dsniff, y visualizar el log de sslstrip para poder controlar todo el tráfico generado por los vecinos.


El esquema no tardó en funcionar. La siguiente vez que se conectaron, todos los paquetes pasaban por la nueva máquina puente, y tras una o dos sesiones de navegación, el log de SSLstrip reveló su dirección de correo electrónico y su cuenta de Facebook:

Figura 7: Datos de cuenta Facebook capturados con SSLStrip


En este punto había completado mi análisis, y con un poco de Google Hacking a partir de su dirección de correo pude averiguar quiénes eran los vecinos, y confirmar que en efecto, se trataba de una pareja de abogados, ella estudiando para presentarse a una oposición de juez. Podría haberles hecho alguna trastada, como publicar algo en su muro, o cosas por el estilo, pero simplemente me limité a enviarles un correo informándoles de que estaba al corriente de lo que habían hecho, dándoles algunos detalles que les mostraran que efectivamente tenía conocimiento de sus sesiones de navegación, y advertirle de los peligros que corrían realizando este tipo de prácticas.

Me contestaron ofreciendo sus disculpas, comentándome que estaban avergonzados de su comportamiento y que no tenían mucha idea de lo que estaban haciendo, ya que fue “un amigo informático” el que les consiguió la conexión a Internet gratis.

Como ya todos sabemos, es impresionante toda la información que se puede obtener de una persona simplemente echando un vistazo a los sitios que visita en Internet, pero si además resulta que no sólo navega por páginas de información, sino que utiliza servicios de correo electrónico, redes sociales, o banca electrónica desde una conexión “robada”, el destrozo podría ser de dimensiones considerables.


Por motivos de protección de datos se ha sustituido el nombre real del equipo vecino por “Rober1”, pero el host original sigue la misma nomenclatura. Por otro lado quiero deciros que este artículo está hecho por si alguno de los lectores de este blog tiene una pareja de amigos que un día le piden que le robe la WiFi a algún vecino para conectarse gratis a Internet. Tened cuidado que, como decía Chema, la víctima del robo puede que también tenga también un amigo informático y les metas en un verdadero problema a tus amigos.

FIN
SAQUE USTED SUS PROPIAS CONCLUSIONES!.

Recomendaciones:
- No usar redes publicas para realizar operaciones de la banca electrónica.
- No robar red wifi o hackear una red inalambrica sin saber de quien es!. Su dueño podría ser un expertos en sistemas informáticos con un nivel de conocimientos anormales, galácticos superiores a los tuyos.

Fuentes:
Google
Wikipedia
Hacker:
Deepak Daswani
dipu.daswani@gmail.com
http://twitter.com/dipudaswani


Share this article
 
Copyright © 2015 MyBiosWeb
Distributed By My Blogger Themes | Template Design By BTDesigner